La magia del Irati…

Desde luego para nadie pasa desapercibido el tan conocido segundo hayedo más grande de europa… Merece la pena madrugar un día y caminar por sus caminos respirando tranquilidad y naturaleza a raudales.. Cámara y caminata, una combinación super recomendable para todo el mundo… Y como siempre, las imagenes que son las que hablan por si…

Nacedero del Urederra

Pues otra vez paseando y captando momentos en este lugar de ensueño.. Posiblemente sea del sitio que más fotos tengo, pero nunca, nunca, nunca me canso de hacerlas.. Esta vez aproveché para hacer unas fotos 360º para colocarlas en google y que sepa el mundo que aquí, tambien hay paraisos, no solo en el caribe……

Cascada de Xorroxin…

La verdad es que con esta salida me han surgido dudas… Por un lado acuso mis manias con la nitidez y el enfoque de las fotografías…. A ver si se me pasa este año 2017 jajajaja. Pero por otro lado, me apetece darle un tirón de orejas al que corresponda.. La Cascada de Xorroxin es…

Nacedero del Urederra.. Un paraiso en nuestra casa…

Hoy tocaba complacer a mi compañero de batallas fotográficas, mi amigo Patxi, que estaba ya loquito por subir al Nacedero del Urederra a fotografiar esos colores de ensueño. Y para allá que nos hemos ido… 2 horas disfrutando de esos colores, de esa tranquilidad y sobre todo, de disfrutar con el hobby que amamos que…

Sorogain… El color puro de la naturaleza en otoño….

Si hay algo que busca un fotógrafo de paisaje, es el color del otoño en la montaña… No hay colores tan vivos y que despierten tanto como los diferentes colores que observamos en las montañas cuando llega el otoño. Paraísos de color, sentimientos y belleza, como este de Sorogain que muestra todo su esplendor en…

“La montaña” Cielo/Infierno

Y es lo que tiene la montaña, que todo lo que tiene de belleza, lo tiene de peligroso. Planificamos el día para poder disfrutar de unos paisajes maravillosos, y se nos trunco un poco con un incidente que tuvimos con un compañero de los que venia en la expedición. Solo tengo esta foto, pero merece…